Foto: Reseña del libro: Moda y Política: Encuentros Místicos en la Ciudad de México. Una relación construida por el comercio y la tragedia

Reseña del libro: Moda y Política: Encuentros Místicos en la Ciudad de México. Una relación construida por el comercio y la tragedia

“En la moda se construyen imaginarios que refieren a eventos previos: a veces históricos, a veces biográficos, a veces referentes a la historia de la moda misma”
Moda y Política:Encuentros Místicos en la Ciudad de México. 2015

 

La historia de México está dividida por sucesos que a lo largo del tiempo la han definido como nación. De primera mano, imaginamos que estos fenómenos provienen de temas políticos, sociales y económicos, pero poco se ha estudiado sobre el hilo conductor que la moda ha construido en la cronología del país.

En el libro Moda y Política: Encuentros Místicos en la Ciudad de México, realizado por Tanya Meléndez, Montserrat Caballero, Andrea Ancira y TALLER FDP, se encuentra un amplio estudio sobre la influencia tangible que la moda ha ejercido en la vida de México y curiosamente bajo el activo de diversos sucesos trágicos:

Desde la caída de Tenochtitlán en 1521, cuando los europeos trajeron consigo la moda occidental, la moda inició su influencia en el cambio radical de la forma de vestir de los indígenas y con ello, el comienzo de la dolorosa pérdida de identidad que ha mermado la nación hasta nuestros días.

Nuestra historia bajo el yugo extranjero, continuó sucediendo mientras se importaban y exportaba moda y materias primas provenientes de las colonias vendidas en lo que se conoció como El Parián, un centro de comercio ubicado en lo que hoy es el Zócalo capitalino, el cual por siglos fue símbolo de explotación; este sufrió un incendio en 1692, y atacado durante 1828 debido a las tensiones raciales y a su arquitectura que formaba un monumento a los siglos de explotación de los españoles aún después de la independencia, finalmente fue derrumbado en 1843.

Esto comenzó el desarrollo de la tiendas departamentales, las cuales provenían de un nuevo modelo comercial iniciado en París traído a México por franceses migrantes del poblado Barcelonnette; los cuales aprovecharon este sistema e inundaron la alta sociedad con sastres, sombrereros, zapateros y peluqueros franceses. Durante esta épcoa fue inaugurado el Palacio de Hierro y El Puerto de Liverpool.

La grandes olas de migrantes judíos han sido un factor culminante en la evolución de la industria de la moda en México, a su llegada al país en 1924, 1928 y 1930; comenzaron a establecer pequeñas y medianas industrias, comercios y estableciendo el sistema de pagos por abonos, haciendo la moda más asequible.

El terremoto de 1985, una de las tragedias que ha azotado a la ciudad con más fuerza, sacó a la luz las deplorables condiciones de trabajo de más de mil 600 costureras que murieron bajo los escombros. El sismo trajo consigo la creación de un sindicato de costureras pero también, el declive de la industria del vestido que quedó inactivo por el desastre y la pérdida de mil 600 personas que eras quienes sabían producir vestido en escalas industriales. Esta tragedia volvió a repetirse exactamente 32 años después cuando otro terremoto sacudió la ciudad y un edificio dedicado a la maquila de ropa en la calle de Chimalpopoca se derrumbó sepultando cientos de mujeres.

Desde el incio de la Colonia hasta el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), la moda ha tejido de la mano de la historia, los cimientos económicos del país, siendo una de las industrias más prolíferas pero más descuidadas dentro de las políticas internas. En esta etapa de renovación nacional, como miembros de esta industria creativa pensamos un cambio estructurado y basado en lo que la historia nos ha enseñado. Por que un pueblo que no conoce su historia, está condenada a repetirla.