Foto: Sophia Amoruso L´enfant terrible del constructivismo.

Sophia Amoruso L´enfant terrible del constructivismo.

En 2007, cuando las redes sociales comenzaban a masificarse de la mano de Myspace y el Vintage y Second Hand formaban parte de las primeras tendencias popularizadas a través de internet. Sophia Amoruso, combinaba estas variantes en un negocio de moda que nació justo en el momento y el lugar indicado.

Nasty Gal comenzó siendo un plan arriesgado, en el que Sophia Amoruso, compraba y modificaba tesoros vintage que encontraba en tiendas de segunda mano y ventas de garage para después revenderlas en eBay a precios muy altos, obteniendo ganancias de más del 300% en cada venta. Su principal estrategia de marketing se enfocaba en la parte visual, a diferencia de los demás ofertadores en eBay, Sophia convirtió la cuenta de Nasty Gal Vintage en un catálogo con fotografías estilizadas donde modelos locales posaban, incrementando el atractivo de las prendas a través del styling que ella creaba.

En 2008, Nasty Gal Vintage, se mudó de eBay y de Myspace a su propia página web Nasty Gal.com; momento en el que Sophia Amoruso comenzó oficialmente, un imperio con cimientos creados bajo el Constructivismo:

La mujer de 23 años que lanzó una marca de prendas vintage en línea con el propósito de vivir de ello el resto de su vida, jugó las cartas que tenía en ese momento, haciéndose cargo de todo. Desde conseguir las prendas, rediseñarlas, fotografiar y armar el estilismo de cada prenda que ofrecía, subir las fotos al sitio web, redactar descripciones, lidiar con clientes, realizar envíos y atender cualquier complicación que pudiera llegar a tener con alguna venta.

Sophia Amoruso creció como emprendedora y empresaria, a través de prueba-error, donde conforme surgía una nueva situación; la creatividad era la opción para resolver de manera inteligente y pro activa los problemas que surgían en una empresa con más de 60 mil clientes potenciales en Myspace y después, más de 550.000 clientes en más de 60 países.

La comunidad TALLER y FDP busca ser productiva en el entorno económico de la moda. Retomando el Constructivismo para el desarrollo de proyectos funcionales, donde el adquirir conocimientos teórico-prácticos alienta a tomar ciertos riesgos para crear una marca, servicio o producto y posicionarlo dentro de la industria de la moda, al mismo tiempo que contribuye a su desarrollo como industria económica. #BeIndustry

¿Te gustaría ser parte de la comunidad TALLER y conocer las bases del desarrollo comercial en la industria de la moda? Recibe temarios y costos sobre los programas de Comercialización y Distribución de Moda aquí.

Por Andrea Villegas