We Are Women

We Are Women

8 de marzo, lejos de ser un día para festejar a la mujer es un día para celebrar la lucha a través de los siglos por los derechos de las mujeres; es un día para recordar a todas aquellas mujeres que han luchado por ello y, sobre todo, es un día para cuestionarnos y repensar el papel que tiene la mujer en la sociedad y el largo camino que aún nos falta recorrer en esta lucha.

 

 

Antecedenetes.

El Día Internacional de la Mujer tiene sus raíces en el movimiento obrero de mediados del siglo XIX, en un momento de gran expansión y turbulencias en el mundo industrializado, en el que la mujer comenzó a alzar cada vez más su voz.

La vida cotidiana de la mujer en Occidente por aquel entonces era una continua historia de limitaciones sociales tales como no tener derecho al voto, no poder manejar sus propias cuentas, no contar con la oportunidad de tener una formación escolar avanzada.

En 1848 las estadounidenses Elizabeth Cada Stanton y Lucretia Mott congregaron a cientos de personas en la primera convención nacional por los derechos de las mujeres en Estados Unidos para debatir sus inquietudes sobre el papel de la mujer en la sociedad; esta primer congregación sirvió de detonador para las protestas que se realizaron en los próximos años tales como la marcha de mujeres que se vivió en el año de 1908 en Nueva York.  Pero es hasta que Clara Zetkin suguiere la idea de conmemorar un día de la mujer a nivel global en 1910 en la Conferencia Internacional de la Mujer Trabajadora en Copenhague cuando se aprueba la idea.

 

 

¿Hay razones para seguir la lucha?

La respuesta la dan los datos publicados por la misma ONU:

-Sólo uno de cada cuatro parlamentarios son mujeres a nivel mundial.

-En 2018, sólo el 9,8% de países en el mundo tenían jefas de Estado o de gobierno.

-Una de cada tres mujeres sufre violencia a lo largo de su vida.

-Más de 830 mujeres mueren cada día a causas evitables relacionadas con el embarazo.

-Hasta 2086 no se cerrará la brecha salarial si no se contrarresta la tendencia actual

 

 

Sobre el papel de la mujer en la industria de la moda.

El 25 de marzo de 1911 murieron 140 mujeres en el trágico incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de New York. Las causas: explotación laboral y condiciones de trabajo insalubres. Aunque parezca mentira, más de 100 años después las condiciones laborales de las mujeres de la industria textil no parecen haber cambiado demasiado en varias partes del mundo. Por el contrario, los tiempos acelerados del fast fashion han agravado la situación en los países donde la legislación laboral no es fuerte. Esto quedó ha quedado en evidencia en diversas ocasiones tales como el 24 de abril de 2013, luego del derrumbe de la fábrica textil más grande en Bangladesh, que tuvo como consecuencia 1,134 muertos, en su mayoría mujeres jóvenes; o con lo ocurrido en México con el temblor de 1985 y el del 2017 en los cuales se evidenciaron las deplorables condiciones de trabajo de más de cientos de costureras que murieron bajo los escombros.

Lejos de esos lamentables acontecimientos y condiciones con los que día con día miles de mujeres al rededor del mundo se enfrentan, hay otras mujeres en la industria que luchan por posicionar a la mujer dentro de la industria. Desde diseñadoras, modelos, empresarias, fotógrafas, gestoras… todas, desde sus posiciones, han logrado que la industria avance y se reinvente debido ha que se han convertido en un pilar para ésta. Reconozcamos los nombres de mujeres tales como Coco Chanel (diseñadora), Elsa Schiaparelli (diseñadora), Diana Vreeland (editoria), Miuccia Prada (empresaria y diseñadora), Naomi Campbell (modelo), Anna Wintour (editora),  Pat McGrath (maquinista), Annie Leibovitz (fotógrafa), Rei Kawakubo( diseñadora, Franca Sozzani (editora), Vivienne Westwood (diseñadora), Grace Coddington (directora creativa)… la lista es interminable.

Si hay algo que celebrar este día es que todas esas mujeres —capaces de trabajar juntas y crear sus fortalezas desde la diferencia, que trabajan por encontrarse y entenderse— estamos cambiando el mundo.