Home office, una consecuencia de la pandemia que cambiará el rumbo de las ciudades

Home office, una consecuencia de la pandemia que cambiará el rumbo de las ciudades

En la búsqueda de un mundo sostenible y ameno para habitar y disfrutar, el home office es una consecuencia de la pandemia por COVID-19 que puede contribuir a lograr este objetivo. Si bien no es una alternativa completamente producto del confinamiento, sí tomó mucha más relevancia después de él. Por la novedad de este modo de trabajo, se ha suscitado escepticismo en torno a su funcionalidad por parte de las empresas y de los trabajadores. Pero su múltiples beneficios han convencido a las autoridades de muchos países de que formará parte del futuro si está bien regulado como figura legal. Lee el artículo completo de nuestra colaboradora y miembro activo de la comunidad estudiantil, Pamela Vázquez.